Tono, luminosidad y saturación

La primera de ellas es el TONO.

El tono define a un color -como tal- mediante su grado de cromatismo máximo, que está determinado por su longitud de onda. Cada color nace a partir de ondas luminosas, las cuales poseen una longitud que permite identificarlos con exactitud.

El tono identifica a todos los colores que conforman el espectro visible: amarillo, azul, rojo, verde, naranja y violeta.

  • No debemos confundir tono con matiz.  El matiz son las diferentes variaciones que experimenta un color (tono), conforme se va mezclando con otros colores -en proporciones variables- sin perder su carácter dominante dentro de la mezcla, por ejemplo:Los diferentes matices de amarillo, se forman cuando el color amarillo se va mezclando en proporciones diferentes con otros colores.  En dichas mezclas, el color amarillo siempre mantendrá su carácter representativo.

La segunda es la LUMINOSIDAD (también se le conoce como brillo o valor).

La luminosidad es la proporción o los niveles de blanco o de negro que contiene un color.  La luminosidad es la encargada de calificar a un color como claro u oscuro.

  • A mayor porcentaje de blanco, más claro o luminoso será un color.
  • A mayor porcentaje de negro, será más oscuro.

La tercera es la SATURACIÓN.

La saturación es el grado de pureza de un color, es la propiedad que define la intensidad del mismo.

Los colores saturados, no contienen ningún porcentaje de blanco, negro, gris, o de su color complementario.

La saturacion de un color se modifica de 4 formas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed