Elegir tema de investigación

¿Cómo elegir el tema de investigación?

La elección del tema es el punto de partida de la elaboración de la tesis y la clave sobre la cual se asienta la posibilidad de un trabajo exitoso o el riesgo de perderse en la amplitud, o falta de originalidad. Éste puede ser asignado en forma arbitraria o seleccionado por quien lo va a desarrollar. Respecto al primer caso, la persona u organismo que solicita la investigación será quien la delimite y precise los objetivos y demás características específicas, de acuerdo con sus necesidades e intereses, por ejemplo los proyectos financiados por CONACyT. En el segundo caso el estudioso es quien debe buscar y seleccionar un tema, tomando en cuenta las líneas de investigación de los cuerpos académicos, el área de estudio y el tiempo del que se dispone para realizar el proyecto.

De acuerdo con Prellezo y García (2003), la elección del tema implica lecturas, diálogos con personas expertas en el área, consejos y reflexiones. Dichos autores definen cinco pasos a seguir para elegir un tema:

  • Definir qué tipo de temas (Históricos, filosóficos, experimentales, teóricos, metodológicos) le resultan más atractivos y para cuáles se siente más preparado.
  • Concretar qué sector o área de estudio le interesa, siempre y cuando tenga relación estrecha con la especialización a la que aspira.
  • Profundizar los conocimientos en el área elegida a través de lecturas.
  • A partir de la lectura de textos especializados, identificar problemas o temas particulares que se ocupen en esa área.
  • Consultar con expertos en el área para verificar que el tema elegido no haya sido estudiado ya, para aclarar dudas y para definir el camino de la investigación.

Es importante que durante este proceso de elección se tenga en cuenta lo siguiente:

  • La extensión del tema. Una de las habilidades clave para elegir un tema reside en seleccionar uno que tenga la extensión adecuada; ni muy largo ni muy corto, que sea factible realizarlo teniendo en cuenta el tiempo, el espacio y los recursos que dispone (Blaxter, Hugues, Tight, 2005)
  • Factibilidad:
    • Cuánto cuesta la investigación. Hay temas que requieren gastos considerables de transporte, libros, etc. (Blaxter, Hugues, Tight, 2005)
    • Cuestiones relativas al acceso. Antes de comprometerse con un tema específico lo mejor es averiguar si es posible lograr acceso a la información y a los recursos que se requieren para la investigación. (Blaxter, Hugues, Tight, 2005)
  • Originalidad. En el caso de la tesis doctoral, el tema debe ofrecer una aportación al progreso del saber. (Prellezo y García, 2003)

Una vez que se ha elegido el tema, es necesario delimitarlo y estructurarlo, para definir exactamente qué aspectos o dimensiones se van a estudiar y de este modo plantear el objeto de estudio. (Emparan y Martínez, 2011).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed