Códigos verbales y no verbales

El código es el medio en el que comunicamos un mensaje al receptor, diferenciándose entre el verbal y el no verbal. Aunque teóricamente son muy distintos, en la práctica están muy relacionados. Esto hace importante que ambas formas de comunicar sean correctas y se apoyen mutuamente.

Los códigos verbales y no verbales son formas de comunicación que utilizamos para transmitir información a otras personas. La comunicación puede ser verbal o no verbal.

  • Código verbal: con código verbal hace referencia a la comunicación o el lenguaje verbales, incluyendo también el oral y el escrito. Hay que destacar que se necesita que este mensaje sea claro y adaptado al público al que va dirigido, correcto lingüísticamente, atractivo, expresivo. Es decir, el contenido como por ejemplo las palabras. 
  • Código no verbal: refiriéndose a la comunicación o el lenguaje no verbales. Por ejemplo, los movimientos o expresiones. 

Aquí también entran una gran variedad de aspectos:

El movimiento del cuerpo: cómo andamos, que pose tenemos, cómo movemos las manos, nuestra expresión facial, cómo miramos, etc. Algunas de estas señales tienen una función comunicativa, mientras que otras son más expresivas.

Las características físicas: la forma del cuerpo, su edad, peso, color de piel, etc. El vestuario, si bien no forma parte del físico, es un aspecto visual que lo acompaña y también tiene su importancia.

La conducta táctil: son los movimientos que implican contacto físico. Estos pueden expresar sentimientos o conductas, pudiendo transmitir sentimientos como confianza o rechazo también.

La proxémica: el estudio sobre cómo usar los espacios y su percepción en el ámbito social y personal. Trata temas como la posición de los asientos y el liderazgo, la colocación espacial personal según el contexto, cómo afecta la decoración en oficinas, etc.

Paralingüística: es el conjunto de aspectos que afectan a la expresión verbal del lenguaje. Algunos ejemplos son las características de la voz (ritmo, registro, pronunciación, etc.) o las vocalizaciones (pausas, risa, suspiros, voz grave o suave, entre otros).

El lenguaje no verbal puede resultar un gran apoyo para el lenguaje verbal, puede acentuar, dar énfasis o incluso captar la atención de la audiencia. También como receptores es importante atender a los códigos, ya que incluso uno puede actuar de forma negativa sobre el otro.

Es importante tener en cuenta que los códigos verbales y no verbales a menudo trabajan juntos en la comunicación y pueden influir en la forma en que un mensaje es percibido y comprendido. Por ejemplo, una sonrisa puede indicar una emoción positiva, mientras que un tono de voz puede modificar el significado de las palabras habladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed